Estás Aquí
Inicio > Contenido > Reseñas > Análisis > Análisis de Nuclear Throne

Análisis de Nuclear Throne

Para empezar, aquí tienen la banda sonora del juego para que amenicen la lectura de este maravilloso análisis.


Nuclear Throne es la representación de que una idea puede ser un sueño cumplido siempre y cuando trabajes duro para hacerlo realidad. Nace de una GameJam por allá en el siglo pasado -como en 2010 de hecho- bajo el nombre de Wasteland Kings y después de su lanzamiento a finales de 2015 nos logra demostrar lo que en esencia es un videojuego. Mecánicas sencillas pero efectivas que sean capaces de divertir a cualquiera.

Este es un shooter en 2D donde su principal objetivo es dispararle a todo lo que veas. ¿Sencillo no? Pues no; Nuclear Throne es un videojuego bastante difícil pero que encantado te animarás a dominarlo.


CONTENIDO

Nuclear Throne es un juego largo, casi “infinito”. Tiene más de 20 pantallas entre obligatorias y opcionales, las cuales se diferencian muy bien entre ellas y que además se generan proceduralmente cada vez que llegas a ellas (a no ser que juegues el daily). Estas se dividen por grupos con base en sus temáticas colocando enemigos específicos en cada uno de ellos. También, muchos de esos grupos de pantallas tienen un Jefe muy carismático, con su cosita que lo hace llamativo y, obviamente, más o menos difícil frente a los demás.

Las armas son también parte importante del juego debido a que existe un número bastante generoso de ellas. Todas bastante distintas en cuanto a su forma de usar; pero de esto hablaremos en el apartado de jugabilidad. Tenemos 14 personajes cada uno con una habilidad pasiva y otra activa y dependiendo de cuál escojamos irá direccionando el estilo de juego que utilizaremos en esa partida.

Nuclear Throne es altamente rejugable, tanto por lo difícil lo cual hará que mueras un montón de veces y vuelvas a intentarlo otro montón más como por el “After Juego”. A lo que llamo After juego es la decisión que tomas una vez llegas al “final” del juego, es decir, el trono nuclear. Ahí es cuando decides el rumbo definitivo de tu partida.

Llevo más de 40 horas y todavía no siento que haya apreciado todo lo que el juego tiene por ofrecerme. Y sé de gente que dice llevar más o menos 200 horas y seguir igual de enganchado al juego.

También tiene un modo cooperativo local que bueno, no es la esencia del juego. De hecho, jugarlo no te aporta nada destacable más que las risas que te echas con tu compañero.

Nuclear Throne Gif EGLA


JUGABILIDAD

Si antes decíamos que el personaje que escogíamos comenzaba a marcar nuestro estilo de juego, aquí es donde les explicare el porqué.

Nuestras primeras partidas tienen sí o sí que ser con Crystal, esto debido a que su habilidad pasiva consta de poseer más vida que los demás personajes y la activa es el protegerse con un tipo de escudo. Luego dominando más el juego podemos tirarnos por otros personajes como Y.V.* o el mismo Melting, que para mi gusto es el personaje más difícil de todos.

Además, está la radiación que conseguimos durante los pantallas, que al conseguir la necesaria para subir de nivel nos dará la posibilidad de escoger una entre un puñado selecto de mutaciones que nos dará también lo que vendrían a ser ventajas o habilidades extra para nuestro personaje durante la partida en curso.

¿Te quedó sonando lo de las mutaciones? Vení, yo te lo explico. Nuclear Throne es como el fútbol, si sales a jugar con cinco defensas es porque quieres salir a defenderte. Más sin embargo, si vas con defensa de tres y tres delanteros arriba, quiere decir que vas con la intensión de atacar.

Y es lo mismo aquí. Más allá del personaje que escojas, la tendencia más notoria del estilo se marca en base a las mutaciones que vas eligiendo. ¿Quieres ir a lo loco disparando? Bueno, entonces mientras puedas, debes coger Back Muscule, Lucky Shot, Open Mind y otro par más relacionadas a la munición para que esta no escasee. O ¿Prefieres hacer de la vida un arma de ataque? Entonces tu elección debería ser Bloodlust, Rhino Skin, Strong Spirit, Sharp Teeth y sus parecidas.

No todas las mutaciones funcionan igual de bien en todos los personajes, tampoco con todas las armas. Está Shotgun Shoulders que a armas como las escopetas le viene muy bien para mejorar su capacidad de daño considerablemente  Y en el otro extremo, Long Arms, que otorga más rango de daño con las armas cuerpo a cuerpo.

Nuclear Throne ejemplo partida vida EGLA EJ. PARTIDA DEFENSIVA

Nuclear Throne ejemplo partida ataque EGLA EJ. PARTIDA ATAQUE

Que vamos, es bonito “crearse” un estilo de juego que hace más íntimas las partidas y de mayor satisfacción al conseguir los objetivos que nos planteamos.

Por el lado de los enemigos, también tienes que ir cambiando la forma en que los enfrentas según pasan los niveles, los primeros son bastante sencillos pero luego la cosa se va poniendo bastante más seria.

Pero no todo son flores aquí, algunos tipos de enemigos parecen que tuvieran discapacidad visual, puedes pasarles por enfrente sin que te detecten el 100% de los casos pero la gran cantidad de estos en pantalla hace que la cosa se equilibre lo suficiente.

*Yung Venus, un triangulito muy bonito que dispara mas rápido que los demás.


SONIDO

Exquisito… Una banda sonora espectacular que le da ambiente al juego, un lujo escuchar Kings and Queens of Wasteland, Campfire o Venus Mansion, así como el sonido de las armas, para mí es un placer escuchar la flecha del Crossbow ser lanzada y atravesar a los escorpiones para matarlos con un disparo. Cada arma tiene su propio sonido para las balas lo cual elimina la monotonía dentro del juego.


GRÁFICOS

Esto si es más bien el punto más flojo del juego (pero no por eso malo). En general los gráficos carecen de esa espectacularidad que te deje boquiabierto pero vale, es PixelArt, quizás por ahí podríamos ceder un poco.

Sin embargo, Cada diseño está muy bien hecho, los personajes y sus apariencias secundarias (B-Skin) son muy bonitos en general. La recreación y estética de cada zona es increíble. El juego nunca se hace incomodo de apreciar.

Las armas por su parte, en muy pocos pixeles son capaces de mostrar una identidad visual propia para no confundirte. Excepto si de las variaciones propias del arma nos referimos; por ejemplo, el Crossbow y el Auto-Crossbow.

En esto de los gráficos, aquello que es espectacular a la par de divertido son las explosiones ya que vienen acompañadas de un screen-shaking (vibración de la pantalla). El screen-shaking hace parte de la teoría que manejan en el estudio acerca del Game-Feel así como la sensación que tienes al manejar cada arma (conferencia de Rami ismail).


CONCLUSIÓN

Nuclear Throne para PC está en mi TOP 3 de juegos favoritos de por lo menos los últimos 5-6 años, junto a Rocket League por supuesto. Aclaro que soy bastante de los juegos de deportes por lo cual algún título memorable no he jugado por esa razón.

¿Por qué recomiendo Nuclear Throne? Sencillo, por lo extremadamente divertido que es y por la inmensa cantidad de horas de juego que es capaz de ofrecernos.

Nuclear Throne es como tu comida favorita hecha videojuego. Puede que no la comas todos los días, pero cuando lo haces sabe que no te defraudará.

LO BUENO:

  • Muchas horas de diversión.
  • Sonido muy destacable y entretenido de escuchar.
  • Diversidad en todo (personajes, mutaciones, armas, pantallas, etc)
  • La dificultad que lo convierte en un juego divertidamente frustrante.
  • El control del personaje y la relación que armas con el está muy bien pulida.

LO MALO:

  • Problemas técnicos en las versiones de Ps4 y Ps Vita.
  • Cosas que Eulices odia, no sé porqué.

PUNTAJES:

Gráficos: 8.5

Sonido: 9

Jugabilidad: 9

Contenido: 9.5

CALIFICACIÓN: 9.1

 

EnrikeMRivera
EnrikeMRivera
-Co-fundador de EstadoGamerLA.- Todos mis trabajos en dribbble.com/EnrikeMRivera
http://instagram.com/enrikemrivera
Top