Estás Aquí
Inicio > Contenido > Reseñas > Análisis > The Swindle – Análisis

The Swindle – Análisis

The Swindle - Análisis

Sigilo es probablemente uno de los géneros de videojuegos más difíciles de balancear de forma exitosa y satisfactoria. Si los niveles y enemigos son muy simples, se vuelve predecible y aburrido. Si son muy complejos, se vuelve demasiado demandante e injusto. The Swindle busca mezclar elementos de otros géneros y lograr este difícil equilibrio, pero ¿qué tan bien lo consigue?

Jugabilidad

The Swindle es un juego de sigilo en 2D con desplazamiento lateral en el que controlas una banda de ladrones (aunque solo controlas uno a la vez). En el juego, debes infiltrarte en mansiones, fábricas, casinos y demás estructuras con el fin de robar dinero para mejorar tu equipo y obtener acceso a áreas con objetivos cada vez más lucrativos. Lo interesante esta vez es que, a diferencia de otros juegos similares como Mark of the Ninja o Gunpoint, los niveles son generados proceduralmente: cada vez que inicies una misión, verás un lugar nuevo con enemigos, cámaras, túneles e incluso el dinero a robar ordenados siguiendo ciertos patrones, pero siempre de formas distintas.

No hay dos partidas iguales, y en este sentido el sistema es generalmente competente creando nuevos e interesantes niveles que mantienen la jugabilidad fresca. Digo generalmente porque más de una vez encontrarás algunos sinsentidos como policías amontonados en un salón donde no hay nada que vigilar o cuartos a los que no se puede llegar de ninguna forma. Nunca es nada tan grave que rompa el juego, pero si te hará alzar una ceja de vez en cuando.

The Swindle - Dinero
El único dinero seguro es al que ni sus dueños pueden acceder.

Con el dinero obtenido en tus robos puedes comprar mejoras simples, como la habilidad de realizar el famoso “doble salto” o hackear los equipos de seguridad para que sean tus aliados, y otras que te permiten avanzar a áreas donde tus golpes te proveerán de más dinero, pero en las que también habrá más vigilancia y más riesgos.

A medida que los niveles se vuelven más complicados, las fallas en el sistema se vuelven más evidentes. El control es el principal problema. Tu personaje tiene una gama de movimientos “automáticos” que de seguro te causarán la muerte en más de una ocasión, como lanzarse por el pasamanos al bajar una escalera el 50% de las veces que lo hagas imposibilitándole saltar a medio camino, o deslizarse por las tejas que recubren los techos, evitando que puedas reaccionar a tiempo a algún peligro.

Tu personaje también tiende a engancharse de los muros que no quieres o resbalar en ciertas orillas sin ninguna razón, todas causas de muerte seguras en los niveles más avanzados, los cuales demandan mucha habilidad. En pocas palabras, el juego tiende a demandar una precisión que no ofrece en su control, y esto hace que la experiencia se vuelva frustrante en muchas ocasiones.

En cada nivel, debes entrar, robar lo que puedas y escapar en el mismo transporte en el que llegaste. Si eres detectado por algún enemigo, estos comenzarán a deshacerse del dinero y llamarán refuerzos, los cuales una vez en el lugar, moverán cielo y tierra para encontrarte, por lo que tu única opción para conseguir salvarte será escapar. Si consigues robar más de 80% del dinero de un lugar que visitas, ya sea que te detecten o no, tu robo contará como exitoso y obtendrás un multiplicador acumulativo que te otorgará más dinero al terminar las misiones. Este multiplicador lo pierdes si mueres en una de las misiones, en cuyo caso serás reemplazado por otro ladrón pero conservarás el mismo equipo y todas tus mejoras. En general, crearás un ciclo de robo, mejora y avance que te hará visitar cada vez lugares más complicados, pero con mejor equipo para enfrentar sus diferentes retos.

Contenido

Al iniciar, te informan que en cien días, un nuevo sistema de vigilancia basado en inteligencia artificial será instalado en todo el mundo y esto hará que robar se vuelva imposible. Como ladrón, tus días están contados a menos que puedas reunir el dinero suficiente para armarte de todo tipo de gadgets y mejoras que te permitan robar este dispositivo.

Como mencioné anteriormente, los niveles son generados cada vez que accedes a una de estas áreas, por lo que son virtualmente infinitos. A cambio, tu limitante serán los cien días, los cuales representan cien robos (o intentos de robo, en caso de que mueras) para alcanzar la zona final y ganar el juego. Un día se consume ya sea que realices un robo exitoso (mayor al 80%), escapes con poco dinero o mueras en el intento.

He aquí un video donde muestro un poco la experiencia de jugarlo (dispobible en 1080p):

Gráficos

La dirección artística es bastante peculiar y con un estilo muy propio. Tanto los personajes como los enemigos son caricaturescos y los ambientes tienen una vibra steampunk muy bien ilustrada, incluyendo los elementos, items de los niveles, fondos y las locaciones.

The Swindle - Encierro
Cuando creas que eres malo en tu trabajo, recuerda a este policía patrullando dos metros cuadrados de nada, rodeado de picos y viendo a un ladrón hackear la cuenta de banco de su jefe.

Las animaciones también son buenas, si bien algo simples, con un estilo a “flash” que es bastante funcional para el diseño de todos los elementos de este mundo.

Sonido

En cuanto al audio, The Swindle es bastante elaborado. Cada nivel está ambientado por una pieza musical al ritmo del incesante tic-tac del reloj, lo cual podría ser bastante cansado, pero funciona bastante bien y transmite un sentido de urgencia que curiosamente los niveles no poseen, ya que no existe límite de tiempo.

Los efectos y la edición de sonido son de primera. Puedes escuchar claramente el crujir de tablas o el sonido de las tejas con los pasos de tu personaje, así como también los ecos metálicos y de la hojalata de los enemigos robóticos que vigilan los niveles. Hay un excelente trabajo de diseño de sonido en lo que son impactos de golpes, explosiones, vidrios y todos los elementos que conforman este mundo steampunk caricaturesco. Mucho cuidado y atención fue dedicada a hacer que cada parte de los niveles tuviera su identidad sonora, y fue logrado con mucho éxito debo decir.

Conclusión

The Swindle es una mezcla interesante de elementos en un paquete bastante competente, el cual desgraciadamente se ve limitado por problemas de control y algunas decisiones de diseño. Si te gustan los juegos de sigilo, es una fácil recomendación, pero prepárate a perder un poco de pelo cuando las misiones se vuelvan complicadas.

Lo Bueno:

  • Generación procedural mantiene variabilidad en los niveles.
  • Estilo gráfico original y muy bien desarrollado.
  • Excelente diseño y edición de sonido.
  • Jugabilidad compleja y buena implementación de elementos de sigilo.

Lo Malo:

  • Control muy poco preciso para las misiones complejas.
  • Diseño procedural puede crear niveles incoherentes.
  • Dificultad irregular puede ser frustrante.

Puntajes:

  • Contenido: 7.5
  • Jugabilidad: 6
  • Gráficos: 8
  • Sonido: 8.5

CALIFICACIÓN: 7.5

Eulices Nicot
Eulices Nicot
Eulices Nicot es miembro de la legendaria PC Master Race y le gusta discutir sobre videojuegos y películas. Escríbele qué tan equivocado está en todo lo que dice en un comentario, en su Facebook, o a través de Steam.
Top