Estás Aquí
Inicio > Contenido > Reseñas > Análisis > Análisis de Cuphead

Análisis de Cuphead

Cuphead portada egla

¿Qué es lo que hace que una obra sea llamativa? Extrañamente, en una expresión artística como el videojuego en donde la jugabilidad es el centro, todo lo que pase por los ojos es considerado por muchos como lo más importante, y eso es algo triste. Los gráficos importan, según encuestas. Sin embargo, es maravilloso cuando el apartado artístico congenia a la perfección con su jugabilidad, y esto ha pasado con Cuphead, un juego que nos ha cautivado a primera vista por su estilo inspirado a las caricaturas de los años 30 y rindiendo tributo a juegos de distintas generaciones con su retadora dificultad. ¿Cómo congenia este arte de forma tan libre para darnos algo único? y ¿es Cuphead tan injusto y difícil como dicen? Veamos.


Jugabilidad

Cuphead es un shooter plataforma 2D desarrollado en Unity por el estudio MDHR para las plataformas de Xbox One, PC Windows, Steam y GoG. Para esta reseña he decidido probar la versión de Xbox One.

En Cuphead vamos explorando distintos mapas con la idea de derrotar jefes y obtener sus almas. Cada mapa con variedad de hasta 5 o 7 jefes por mundo y un par de niveles de plataforma. También podremos comprar objetos. Lo genial es que cada objeto viene con una virtud y una desventaja, así que no se consideran como mejoras sino más bien habilidades nuevas que eventualmente dependerán de tus destrezas.

Cuphead - Porkrind
A Porkrind le podemos comprar de todo, pero todo objeto tiene sus consecuencias.

Ahora hablemos de la mecánica como tal. Es un shooter de desplazamiento lateral con movimientos de impulso. Sus movimientos me recuerdan mucho a Gunstar Heroes, un clásico de Sega Genesis con bastante frenesí. Aunque también tiene sesiones de Shooter aéreo y la evolución de cada jefe me recuerda mucho el R-Type y Hard Corps: Uprising. El modo que vamos peleando me recuerda los escenarios de Mega Man y muchos de los jefes son homenajes a los jefes de Castlevania. ¿Y por qué me puse a comparar el juego? Pues es que como dije, el juego rinde tributo a todas estas obras para conseguir algo genuino.

Dentro de sus sellos, tenemos el sistema de barras de vida y el parry. No hay vidas adicionales sino barras de vida por nivel. Mientras que el Parry lo usamos para absorber ataques de enemigos que cargarán unos naipes. Estos naipes son recursos que luego utilizamos para las mini especiales presionando B. Si coleccionamos cinco de ellos, podremos lanzar lo que llamo super especial que, dependiendo de la que hayas comprado en la tienda, ayudará considerablemente.

Cuphead - Werner Werman fase 3
¿Y de dónde me han disparado? Oh, fue orbe rosado al que no le hice parry…

Las peleas de jefes son bastante intensas y la mayoría de escenarios son dedicados meramente a ellas. En algunas he tardado desde unos 15 minutos hasta casi hora y media intentando derrotarlos y pasar por su terribles fases. Los jefes también atacan con singularidad y originalidad, y en ocasiones te motivan incluso a cambiar de armamentos y habilidades, eso sin mencionar que todos sus tipos de ataques pueden variar por cada intento, volviendo al enemigo mucho más impredecible.

Dicho lo anterior, el juego es difícil, pero bastante justo y gratificante de principio a fin. En ningún momento sentí que moría que por culpa de él, sino por la mía, por ende tenía que leer los movimientos del enemigo y encontrar sus puntos débiles mientras perdía con ellos. Eso es algo que no todos los estudios se arriesgan a hacer.

Acá les comparto un enfrentamiento de una pelea bastante dura en la que no recibí daño. Antes de esto estuve casi una hora batallando con él para completar el nivel sin daño alguno, pero como toda victoría de este juego, me supo a gloria.

 

Arriba se aprecia una maravilla de diseño que va de la mano con el juego, y es que muchos jefes no te explican cómo derrotarles. El patrón usual es dispararles hasta que mueran o encontrarles los puntos débiles con la mejor coreografía de ataque. Digo esto porque en muchas sesiones el juego se vuelve caótico, y querrás salir de una fase de jefe rapidamente antes de que cause daño con un sólo tipo de coreografía.

Por ahí tuve ciertos bugs en la campaña. Por ejemplo, a veces el juego me desconectaba del todo si dejaba el control inactivo, o bien hubo una ocasión específica en la que un jefe se quedó atascado y expuesto a mis disparos. A estos tuve que reiniciar el juego. Los largos tiempos de carga tampoco favorecen cuando por ejemplo, olvidas cambiar un arma o poción.


Contenido

Cuphead en sí es una tacita que se jugó la suerte en el casino del Diablo junto con su hermano Mugman. Tras una mala apuesta, este los obliga a coleccionar todos los contratos de almas de distintos personajes a través de todas las islas Inkwell. Aquí llega el clásico mentor, Elder Kettle (el cual es una tetera, ¿Entienden?) y les otorga el tremendo poder de disparar.

El contenido es bastante rico en variedad de jefes. En ninguno de ellos se siente que sobre ni que replique las técnicas del otro. Aún me cuesta creer que esto sea posible, considerando que hay hasta 19 peleas de jefes en total, un récord que supera la cantidad de jefes de cualquier juego de su género que recuerde. Cada personaje presenta distintas personalidades y se animan con mucha creatividad. Recordaré con mucho cariño a Baroness Von Bon Bon y su ejército de dulces o a Beppi The Clown con todas sus alocadas formas, desde un payaso sobre un carrito chocón, una montaña rusa hasta llegar a un carrusel.

Cuphead beppi the clown fase 04
¿Y cómo es que un payaso se convirtió en esto?

El juego también te brinda hasta 6 tipos de disparos, 3 especiales y 6 pociones que brindarán variedad en todos los encuentros. Nunca me sentí forzado a utilizar una habilidad en particular, sin embargo sí hay una que otra que facilita el combate según el encuentro. Por ejemplo, para jefes que mantienen distancia contigo pero que se mantengan en tierra, puedes usar el Lobber, unas bolas que van rebotando a su paso hasta llegar a su objetivo, esto por supuesto sacrifica la distancia aérea, pero al menos puedes escoger otras armas. Y así se desenvuelve cada una.

El juego se siente muy completo desde el primer nivel hasta el jefe final, pero sí tuve más ganas de una mayor cantidad de niveles de plataforma. Apenas son dos por cada isla y sólo sirven para coleccionar monedas y comprar objetos en la tienda de Porkrind. La dicha es que tiene modo cooperativo y es tan retador como cualquier otro título de su género.

Cuphead - Inkwell island 2
¡Otro mundo completado!

Gráficos

No hace falta mencionar que la dirección artística del juego es soberbia de pies a cabeza. Al principio me costaba creer que este tipo de apartado visual podía existir en un videojuego. Más que todo porque siempre había algo que me hacía verlo digitalizado. Pero el juego se siente tal y como si estuviésemos controlando un personaje de la televisión. Incluso luce maravilloso en un televisor de transistores como lo había mostrado Lazy Game Reviews.

No escogieron las caricaturas de los años 30 porque sí. En esa época, los dibujantes tenían muchas libertades y eso aplica a la perfección en distintos géneros del videojuego. Según la brillante entrevista realizada por Matt Peckham en la revista Time, los hermanos Jared y Chad Moldenhauer no tenían experiencia en el campo de la programación, pero sí que son fans de los videojuegos y de las caricaturas de esa época, convirtiéndolos en diseñadores con un amplio conocimiento de las caricaturas que sus mismos padres les mostraban de niños.

Como resultado, tenemos a personajes que no sólo se transforman libremente, permitiendo un uso del espacio jugable de forma libre como muy pocos juegos se toman la libertad de hacerlo y dando sorpresas a los jugadores de lo que viene a futuro. Diría que busquen las caricaturas de Max Fleischer, el padre de Betty Boop y muchas otras animaciones que se salían del estándar incluso hasta moral de la época, y una clara inspiración del estudio MDHR al trabajar en Cuphead.

Betty Boop, Mae Questel y Max Fleischer
El legendario artista Max Fleischer (derecha) posando con sus creaciones, Bimbo y Betty Boop (centro) junto a Mae Questel (izquierda), la voz de Betty. Créditos de la foto a Hammer Museum.

Dicho lo anterior, la obra hace de sus personajes lo que muy pocos estudios se hubiesen arriesgado hoy en día. Puedo tomar como ejemplo al soldado alemán que habla de forma ininteligible y déspota (clara alusión a los enemigos de la Primera Guerra Mundial), al Tipsy Troop y Mr. Wheezy, un trío de tragos alcohólicos y un puro maligno que matizan con el ambiente de un casino. Incluso el mismo diablo de color negro. Aunque no lo crean, esto tuvo controversia en distintos blogs, repitiendo irónicamente lo que sufrió el estudio de Max Fleixcher en su época, llamándolo de racista y clasista.

Cuphead - derrotado por Werner Werman
He sido derrotado por Werner Werman, un ratón quien parece ser un ex soldado alemán de la Primera Guerra Mundial por su acento y casco. Creo que sí me siento en el año 1930.

Lo anterior es tema aparte, lo importante es que ni el discurso milenario del políticamente correcto detuvo al estudio MDHR y Microsoft de lanzar esta obra de forma intacta, sin interacción de la gente por controversias ridículas (Hola Tekken y Street Fighter) y retratando así las caricaturas del pasado tal y como eran.

Finalmente, el rendimiento del juego es bastante bueno y tiene un dato curioso: en general corre a 60fps, pero las animaciones propias de cada personaje y ambientación se mueven a 24fps. Lo último es porque querían una fidelidad a las caricaturas viejas, con loops de los personajes hechos a propósito. En su tiempo fueron diseñados así por ahorro de recursos y porque después de 24fps la música se distorsionaba. Y por supuesto el juego hubiera sido casi injugable si reducimos los cuadros por segundo a 24, así que el balance es perfecto y justificable. Sí hay que destacar que el título tiene tiempos largos de carga, y eso es algo que me preocupa pero más para futuras entregas de este estudio.

Cuphead - Captain Britneybeard atacando


Sonido

De la misma forma que la dirección artística, la banda sonora hace un homenaje la música Jazz de Duke Ellington y Cab Calloway, también utilizada en animaciones de Betty Boop, entre otros. La composición de Kris Maddington es posible gracias una orquesta de 42 músicos que proveen ritmo a todos los niveles. Es increíble pero de alguna forma todas las animaciones llevan un ritmo impecable con la música. Tanta es la pasión que las mismas canciones describen a los personajes e historias como tal, acá un ejemplo que capta todo lo dicho anteriormente (créditos a Yeahsoul por los subtítulos al español):

 

El sonido también es recortado de forma intencional para que acentúe con el audio captado en los televisores y teatros de aquel entonces. Lo único extraño este se escucha en estéreo, con salidas en ambos lados de tus auriculares o bocinas, Quizá es porque tiene que haber un balance entre juego y caricatura antigua.


Conclusión

No es por nada que el desarrollo de Cuphead tardó tantos años. Después de que Microsoft vio su potencial, el estudio decidió tomarse su tiempo para agregar más niveles y más jefes. Como resultado, tenemos por lejos uno de los mejores Shooters plataforma de todos los tiempos. A su vez, rinde tributo a todos aquellos artistas que decidieron cruzar los límites de lo convencional y lo socialmente aceptable, tomando ideas propias y convirtiéndose en un juego único digno de ver y de jugar. Por lejos, uno de los candidatos a juego del año 2017 en Estado Gamer LA que todos tienen probar.

cuphead - logro
Es gratificante completar un juego difícil para dar mi veredicto final. Y síp, normal es la dificultad regular. Ya después desbloqueas una aún más difícil.

Lo Bueno

  • Dirección audiovisual única que hace homenaje las caricaturas alternas de los años 30.
  • Shooter plataforma sólido bastante retador y justo con sus reglas.
  • Diseño de niveles soberbio hace que cada pelea de jefe luzca única en su clase.
  • Estudio afronta estereotipos y riesgos del sector de los videojuegos para lanzarnos una obra con mucha personalidad de forma intacta.

Lo Malo

  • Bugs menores en el interfaz.
  • Largos tiempos de carga entre partidas pueden entorpecer el ritmo del juego para algunos.

Puntaje:

  • Jugabilidad: 9
  • Contenido: 9
  • Gráficos: 10
  • Sonido: 10

Calificación: 9.5

Leo S Luna
Leo S Luna

Fundador y Arquitecto de EstadoGamerLA. También Editor de Artículos y Reseñas. Desea unir lazos gamers en Latinoamérica y demostrarle al mundo lo que somos y valemos. Desarrollador Web, Ingeniero de Sistemas. Con una pasión inverosímil por el: Cine, Teatro, Cultura y Videojuegos.
Contáctame:

http://twitter.com/le05luna
Top