Estás Aquí
Inicio > Contenido > Reseñas > Análisis > Full Metal Furies – Análisis

Full Metal Furies – Análisis

Cellar Door Games, el estudio detrás del genial Rogue Legacy nos trae ahora Full Metal Furies, un beat’em up cooperativo con elementos de RPG disponible en Xbox One y PC. En este, tú y hasta tres amigos más podrán combatir juntos hordas de enemigos en un dinámico y desafiante combate con mucho énfasis en el trabajo en equipo y la habilidad. ¿Es esto suficiente para que Las Furias sobresalgan en este género?

Jugabilidad

Similar a otros juegos del género como Castle Crashers, Full Metal Furies combina elementos de RPG con la jugabilidad que podrías esperar de juego cooperativo de combate en 2D. Cuatro jugadores simultáneos pueden unirse a la partida y escoger una de las cuatro clases (o personajes) que componen esta singular banda de peleadoras: Triss, la tanque, especialista en defensa y control de masas. Erin, la ingeniera, quien cumple una función de soporte con rango medio y mecanismos defensivos. Alex, la guerrera, la más adepta a la hora de causar daño a varios enemigos en combate cuerpo a cuerpo y, finalmente, Meg la francotiradora, quien como se puede deducir es la mejor combatiendo a distancia, pero vulnerable a corto rango.

Full Metal Furies - Nazis
Aunque nada explica el saludo nazi de la mitad de ellas.

Cada una de la Furias tiene habilidades únicas e independientemente de cuál escojas contarás con formas tanto de causar daño significativo a tus enemigos como de escapar de situaciones comprometedoras, por lo que no son tan dependientes la una de la otra. Muchas de estas habilidades se complementan de forma bastante natural, y el trabajo en equipo eficaz es recompensado con daño extra a los enemigos y puntajes más altos al final de las misiones.

Cada misión completada exitosamente te recompensará con oro, el cual puedes utilizar para subir de nivel a tus personajes con un árbol de habilidades en tu campamento. También puedes usar el oro para desbloquear equipo nuevo para cada personaje, siempre y cuando hayas encontrado los planos para dicho equipo primero durante la campaña.

Full Metal Furies - Mission Complete
La mejor parte, por supuesto, es restregarle a tus amigos quien “hizo todo el trabajo”.

Las misiones son relativamente cortas, pero llenas de peligros. Por suerte, si tu barra de vida es reducida a cero, un aliado puede revivirte. La misión es fallida sólamente en caso de que todos los jugadores sean derrotados, lo cual sonaría un tanto indulgente si no fuera por uno de los aspectos que separa a Full Metal Furies de juegos similares: la dificultad. Los enemigos no te darán cuartel, ni los más simples peones ni los gigantescos jefes al final de cada capítulo. Estos trabajan bien en equipo y para derrotarlos muchas veces no basta con la fuerza bruta y el martilleo incesante de botones, sino que algunas mecánicas han sido implementadas para garantizar el trabajo en equipo. Un ejemplo de estas mecánicas son los escudos de colores que frecuentemente recubren a los enemigos. Cada color representa un miembro del equipo, y sólo ese miembro en particular es capaz hacerle daño a los enemigos que portan esta protección.

Un detalle negativo que inicia de forma leve pero llega a ser muy notable en las misiones más difíciles es la ausencia de fuego cruzado de los enemigos. Muchas veces enfrentarás a muchos de ellos de manera simultánea, pero sus ataques no afectan a los de su propio bando, a pesar de tratarse a veces de explosiones de media pantalla. De nuevo, un detalle que de alguna forma es de esperarse, pero que en los momentos de mayor frustración se siente como una decisión de diseño un tanto arbitraria y mal intencionada.

Contenido

El mundo en el que se desenvuelve la aventura de las Furias mezcla tecnología futurista con su propia versión de la mitología griega. En este, Prometeo traiciona a los titanes para ayudar a la humanidad a surgir (lo cual es consistente con la historia clásica) pero luego es atacado y asesinado por los demás titanes, quienes convierten al mundo en su campo de batalla por el poder de gobernar sobre toda la vida del planeta (lo cual ya se sale un dos mil porciento de la historia original). Luego de un siglo de cruentos combates, el mundo se encuentra casi por completo en cenizas, y esta es la razón por la cual las Furias deciden unirse con una simple pero titánica misión: exterminar a los titanes y traer paz a la tierra.

Full Metal Furies - Vs Boss
Un clásico de la lectura de secundaria.

Al combatirlos, sin embargo, poco a poco caen en cuenta de que las cosas no son tan blanco y negro como originalmente pensaban y que algo más siniestro que los titanes les espera al final de su aventura.

La campaña principal está dividido en capítulos, cada uno con un jefe que derrotar o un objetivo particular por cumplir en una ambientación o sección del mapa distinta. El mapa general del mundo puede ser recorrido a gusto, y una vez que completas una misión puedes repetirlas cuantas veces quieras por experiencia y oro. Existen, además, muchos secretos en el mundo que habitas, y deberás investigar bien los niveles y seguir pistas que encuentres para obtener diferentes premios escondidos.

Sonido

El apartado sonoro es, en general, muy competente. El diseño de sonido se mantiene siempre distintivo, con una mezcla de los típicos efectos que podríamos esperar en juegos de peleas con otros tantos más especializados. Mucho detalle se le puso al escoger cada uno, eso sí, y es muy disfrutable con un buen equipo de sonido. Es una lástima, sin embargo, que no se incluyeran voces para los personajes principales ni para los villanos durante las cinemáticas. Existen algunos efectos de voz y gemidos que nos dan una impresión de cómo suenan nuestras protagonistas, pero la voz en sus diálogos es reemplazada en casi todo momento por el de teclas en una máquina de escribir, con diferentes distorsiones y modulaciones según el personaje que hable. Una oportunidad un poco desperdiciada.

La banda sonora, por su parte, encaja bastante bien con el estilo retro arcade del juego, con tonos retro que te harán recordar juegos similares. Las pistas son bastante pegajosas y con una composición adecuada, pero no se sienten que pertenezcan necesariamente a este mundo de mitología griega particular, sino más bien se sienten un poco carentes de identidad propia, como que podrían sonar en muchos otros juegos.

Gráficos

El apartado gráfico de Full Metal Furies es, para gusto de muchos, una muy buena combinación de arte pixelado a la vieja escuela con muchos efectos especiales modernos. En todo momento te da la sensación de estar jugando algo retro, pero hay suficiente modernización en las animaciones y los modelos de los personajes, tanto en las Furias como en los enemigos, para que se sienta como un juego del 2018.

Full Metal Furies - Mapa
¡Con mapa de mundo semiabierto y todo!

El diseño de personajes está basado en colores, los cuales reflejan tanto las personalidades de las protagonistas como su estilo de combate: rojo para ataque directo, azul para defensa, verde para soporte y amarillo para habilidades especiales riesgosas. Los enemigos, de igual manera, fueron diseñados para ser altamente móviles y con muchas habilidades particulares, por lo que casi todos poseen animaciones únicas. Los jefes son tal vez los que presentan la característica más divisoria, ya que al poseer gran tamaño sus píxeles fueron engrandecidos también, en vez de hacerlos más definidos como se pensaría naturalmente.

Full Metal Furies - Caos
El último en morir, por supuesto, tiene la culpa de todo.

Aún así, la cantidad de detalle en los efectos visuales y las fluidas animaciones hace que una vez que comiences a jugar te olvides en gran parte del conteo básico de pixeles, y disfrutes del colorido caos que se desenvuelve en cada nivel.

Conclusión

Full Metal Furies ofrece un paquete bastante divertido para un sólo jugador, pero es notable que el juego está diseñado para ser compartido con amigos, ojalá presentes en la misma habitación. Aún así, la combinación de elementos de RPG y beat’em up es adictiva y te hará querer jugar una misión tras otra, para ver qué nuevos peligros encuentras en el siguiente nivel.

Lo Bueno

  • Excelente combinación de elementos de RPG y beat’em up.
  • Campaña larga y bastante variada
  • Dificultad desafiante obliga coordinación y juego en equipo.

Lo Malo

  • Evidentemente diseñado para jugar entre varios, preferiblemente local.
  • Apartado sonoro un tanto genérico.
  • Historia inspirada en mitología griega, pero no muy interesante. Ignorable por completo gracias a una opción en el menú.
  • Humor un tanto desabrido, con muchos chistes que no logran dar mucha gracia.

Puntaje

  • Jugabilidad: 9
  • Contenido: 8.5
  • Sonido: 7
  • Gráficos: 6

Calificación: 7.6

enicot
enicot
Eulices Nicot es un videojugador de la legendaria PC Master Race que ama el chocolate, las discusiones controversiales y la música folk. Escríbele qué tan equivocado está en todo lo que dice en un comentario, en su Facebook, o a través de Steam.
Top