Estás Aquí
Inicio > Géneros > Acertijos > Análisis de FAR: Lone Sails

Análisis de FAR: Lone Sails

Uno de los lanzamientos más interesantes y silenciosos de este año es sin duda FAR: Lone Sails, desarrollado por Okomotive y Mr. Whale’s Game Service. El juego está disponible para PC y pronto para Playstation 4 y Xbox One. ¿En qué consiste esta singular aventura?

Jugabilidad

FAR: Lone Sails es un juego de simulación con vista 2D lateral en la que tu personaje debe encargarse de las operaciones de un transporte conocido como “okomotora”. Para poder avanzar necesitas accionar el motor, cuidar el sistema de enfriamiento, mantener la energía del sistema consiguiendo combustible y reparar las partes en caso de que alguna se dañe o prenda fuego.

FAR: Lone Sails - Apocalipsis
Al menos nadie te molestará, ya que han sufrido un severo caso de “muerte inexplicable”.

A medida que avanzas, vas obteniendo nuevas partes para tu vehículo. Estas partes lo hacen más versátil y más apto para atravesar los distintos tipos de terreno que se presentan, pero a la vez requiere de más atención y trabajo de tu parte mantenerlas todas funcionando correctamente. Inevitablemente, llegará un punto en el que definitivamente no podrás atender todas las cosas de manera simultánea. Es aquí donde un modo cooperativo podría haber brillado, pero lastimosamente no existe y es probable que nunca esté disponible.

Existen, además, ciertos detalles sobre el funcionamiento de la okomotora que no son obvios y que dan cierta profundidad a la jugabilidad, pero estos debes descubrirlos por tí mismo ya que no se te darán instrucciones, con la excepción de algunas guías visuales y auditivas durante el juego.

Durante tu viaje de vez en cuando serás detenido por un obstáculo que te impedirá el paso de manera absoluta. Es aquí donde debes hallar la manera de superarlo resolviendo pequeños acertijos para proceder con tu aventura.

Contenido

Hay dos detalles importantes que hay que mencionar sobre la narrativa en FAR: Lone Sails. Primero, no existe ni una sola línea de diálogo, ya sea sonora o escrita. Segundo, el juego no te brinda instrucciones sobre qué está sucediendo o qué debes hacer. Muy similar a otros como Limbo o INSIDE, tu única guía es que debes moverte de izquierda a derecha para seguir avanzando.

FAR: Lone Sails - Oscuridad
Y debes seguir avanzando aunque ni sepas hacia qué avanzas.

Esto hace que si eres un jugador observador, al que le gusta atar cabos y prestar atención a muchos detalles, obtengas una mejor idea del mundo en el que se desarrolla y tu rol en él. Caso contrario, te tomará desprevenido el final de su corta historia de alrededor de dos horas sin mucho contexto y pueda que te sientas engañado.

La historia toma inspiración de varias fuentes, entre las cuales el libro/película The Road parece ser una de ellas (aunque con mucho menos canibalismo). De cualquier manera, la temática se presta para conversaciones interesantes y es un buen ejemplo de cómo menos puede ser más cuando se trata de narrativa.

Sonido

Como mencioné anteriormente, FAR: Lone Sails no posee ni una sóla línea de diálogo, así que el peso emocional de la historia recae completamente en una combinación de banda sonora, diseño visual y efectos de sonido y de ambiente. Por suerte, los desarrolladores han puesto bastante empeño en utilizar estos recursos adecuadamente.

Los efectos de sonido aparecen cuando deliberadamente te quieren comunicando algo. La banda sonora entra en escena en momentos de emoción, así como también desaparece en lapsos de silencio prolongados de acuerdo a los paisajes o situación en la que te encuentras. Gracias a este tipo de enfoque, el apartado sonoro de FAR: Lone Sails es uno de sus puntos más fuertes.

Gráficos

El apartado gráfico de FAR: Lone Sails utiliza un estilo visual de alto contraste parecido a otras aventuras en 2D del género. Por lo general, los ambientes son grises. Esto representa en muchas ocasiones lo desgastado y olvidado del mundo post-apocalíptico en el que el juego se desarrolla. Los objetos utilizables, así como demás guías visuales son resaltados en color rojo vivo, lo cual ayuda a mantenerlas siempre distinguibles y fáciles de encontrar.

FAR: Lone Sails - Controles Rojos
Básicamente, todo lo que es rojo es o bueno o muy muy malo.

Las ambientaciones están muy bien desarrolladas y encontrarás una buena variedad de ellas en el transcurso de tu camino. El estilo minimalista y caricaturesco del juego también tiene su mérito y nunca se siente fuera de lugar, aun si los botones que presionas tienen el mismo tamaño que tu personaje pero otros objetos como radios o tu propia cama sí mantienen su proporción normal.

Conclusión

FAR: Lone Sails es una inmersiva y muy bien lograda aventura de exploración. Su corta duración puede desalentar a algunos, pero jugarlo una segunda o incluso una tercera vez revela muchos detalles de su historia que no se hacen muy visibles a simple vista. De cualquier forma, es una interesante historia que puede ser continuada perfectamente con capítulos adicionales.

Lo Bueno

  • Historia minimalista contada de forma orgánica
  • Excelente uso de banda sonora y efectos de ambientación
  • Interesante diseño visual cohesivamente integrado con la jugabilidad

Lo Malo

  • Duración puede sentirse muy corta, por lo que puede no llegar sentirse como un juego completo
  • Ausencia de un modo cooperativo que podría hacer el juego más disfrutable

Puntaje

  • Jugabilidad: 8
  • Contenido: 6
  • Sonido: 9
  • Gráficos: 8

Calificación: 7.8

enicot
enicot
Eulices Nicot es un videojugador de la legendaria PC Master Race que ama el chocolate, las discusiones controversiales y la música folk. Escríbele qué tan equivocado está en todo lo que dice en un comentario, en su Facebook, o a través de Steam.
Top