Estás Aquí
Inicio > Contenido > Reseñas > Análisis > Análisis de Moonlighter

Análisis de Moonlighter

Luego de explorar los cuartos del calabozo en el que llevas horas combatiendo todo tipo de monstruos, finalmente abres el último cofre y la encuentras: la chancleta sagrada que el vendedor del pueblo te mandó a buscar. Cuando se la devuelves, expresa infinita gratitud con su más sagrado tesoro. Una reliquia que ha pertenecido a su familia por docenas de generaciones y es invaluable para él. Naturalmente, resulta que no te sirve para nada y se la vendes de vuelta por dos monedas.

Moonlighter - Un clásico

Los vendedores son un recurso básico de todos los juegos RPG centrados en colección de equipo para mejorar tu personaje, pero en Moonlighter las cosas son distintas. Esta vez eres tú el vendedor del pueblo y debes adentrarte en las mazmorras para conseguir materiales, armas y tesoros que atraigan compradores a tu tienda. Con suerte, la palabra se esparcirá y es posible que aventureros de todas partes vuelvan para restaurar tu pueblo a su antigua gloria.

Jugabilidad

Desarrollado por el estudio español Digital Sun y disponible para PS4, Xbox One, PC (y a futuro para Nintendo Switch), Moonlighter es un RPG con vista superior en el cual te encargas de administrar una tienda de equipo para aventureros. Esto no significa que el juego no cuente con combate o exploración, sino más bien que su enfoque se divide en dos partes principales con la misma importancia: encontrar valiosos botines en los calabozos y obtener la mayor cantidad de dinero posible al venderlos.

De día, puedes abrir tu tienda al público y encargarte de vender todo tipo de armas, armaduras, ingredientes y materiales. Nada en este proceso es automático, por lo que cada vez que encuentras un objeto nuevo debes estimar un costo según tu criterio, ajustarlo hacia abajo o arriba dependiendo de las opiniones de los compradores y así encontrar el monto justo. Por suerte, cuentas con una fiel libreta donde quedan registradas las reacciones de los compradores ante tus precios, así como la popularidad de ciertos objetos, la cual por cierto varía según demanda y oferta. Como puedes ver, existe un sistema de economía bastante elaborado que funciona muy bien la mayoría del tiempo, manteniéndote siempre alerta de hacia dónde se está moviendo el dinero.

Moonlighter - Libreta
Un buen vendedor le saca dinero hasta a el “fertilizante”.

Complementariamente, de noche puedes explorar calabozos autogenerados que se dividen en cuatro zonas principales. Estas son progresivamente más difíciles, como es de esperarse, pero eso también significa que las recompensas que ofrecen son más valiosas. No hay limitación por niveles, ni tampoco por equipo. El único requisito para avanzar de un área a la siguiente es haber derrotado al jefe que se encuentra en el último nivel. Derrotar a los jefes y a cualquier enemigo que aparezca en tu camino es algo que puede lograr con cualquier tipo de equipo, pero evidentemente es mucho más sencillo con equipo el de alto nivel.

Si decides no abrir la tienda durante el día, puedes optar por explorar los calabozos también. Esto te da dos oportunidades al día de obtener materia prima qué vender, y el paso del tiempo queda registrado en un calendario que también te sirve para llevar una lista de los pedidos de materiales que te harán los habitantes del pueblo, a manera de misiones. No hay penalización por no abrir la tienda al público, más allá de que no obtienes ganancias por ventas ese día a causa de esto.

La inteligencia artificial de los enemigos no es muy avanzada. Cada uno se limita a patrones muy simples de ataque y pueden ser evadidos con facilidad la mayoría del tiempo. Las combinaciones al azar de estos, sin embargo, pueden ponerte en jaque en algunas situaciones, en especial si los subestimas. Lo jefes, de igual manera, tienen patrones muy simples y la dificultad en ellos generalmente reside en la cantidad de daño que hacen con cada golpe, más que en sus habilidades o comportamientos.

Moonlighter - Bosque
Aunque siempre hay enemigos de esos que son débiles pero odias con toda el alma.

El ciclo básico de juego es, entonces, bastante simple. Exploras calabozos para obtener cosas y venderlas en tu tienda. Usas luego ese dinero para expandir las tiendas del pueblo (incluyendo la tuya). Esto abre la posibilidad para obtener equipo de un herrero y mejorarlo con la ayuda de hechizos de una alquimista (o bruja, no es clara la diferencia). De esta forma, el nuevo equipo nos ayudará a explorar pisos más profundos de cada calabozo, hasta combatir un jefe que te abrirá la siguiente área.

En sí, todo este proceso es entretenido. Derrotar enemigos y encontrar equipo qué vender al mejor precio tiene su maña y profundidad. Incluso es mejor si tomamos en cuenta lo refinado que es todo el proceso en términos de orden. Los menús, el manejo de inventario, el combate, los calabozos, en fin, todos los elementos que componen la fórmula parecen haber aprendido de los problemas de otras entregas del mismo género en términos de facilidad de uso. Sin embargo, luego de algunas horas de juego, este ciclo se vuelve un tanto monótono. No parece estar atrapándote tanto como debiera, a pesar de que todas las partes funcionan correctamente. Toma un tiempo encontrar dónde exactamente es que está el sinsabor, pero una vez que lo encuentras, no puedes evitar verlo todo el tiempo. Este defecto es nada más y nada menos que la falta de personalidad en los elementos del juego, que generalmente son los puntos más vivos y pintorezcos en otros títulos similares. Más sobre esto en la sección de contenido, donde exploramos el propósito de tus acciones, y cómo estas afectan el desarrollo del juego.

Contenido

Moonlighter es un juego con un giro singular: no eres el héroe legendario que normalmente protagoniza estas historias, ni tampoco el elegido de alguna profecía. Eres un humilde mercader de una pequeña tienda (la titular Moonlighter), en el olvidado pueblo de Rynoka.

Moonlighter - Rynoka
Un pueblo que inicia vacío, y termina con más gente, pero igual sintiéndose vacío.

Como el descendiente directo de uno de los más grandes aventureros del pueblo en épocas pasadas (Crazy Pete), sientes el impulso de ir más allá de tus quehaceres como comerciante y adentrarte en las peligrosas mazmorras. Una por una, vas explorándolas y abriendo la siguiente al derrotar a cada uno de sus jefes. Cada jefe te deja una llave especial, y al superar los cuatro calabozos, podrás entrar a la misteriosa quinta puerta, la cual fue la razón por la cual Crazy Pete desapareció y no fue visto de nuevo.

Hay una generosa lista de actividades por realizar para restaurar Rynoka y hacer que más aventureros lo visiten. Al desbloquear nuevas zonas, más guerreros y hechiceros comenzarán a visitarlo. Estos traen consigo necesidades específicas de equipo, como es de esperarse, por lo que podrás vender objetos más caros y más variados. También debes invertir en locales comerciales para el pueblo como lo son una forja, una tienda de magia, una de objetos decorativos para tu tienda y otra de especialidades, donde puedes comprar materiales específicos que te puedan hacer falta para alguna mejora.

Moonlighter - Tienda
Cuidate de los ladrones también. Más dinero, más problemas.

Existen mejoras también para tu tienda, la cual puede ser expandida para albergar más estantes de venta, más cofres donde guardar tu mercancía e incluso un ayudante que venderá cosas por ti (con una infame comisión) si prefieres usar el día para explorar los calabozos.

Siempre hay algo en qué invertir tu dinero y deberás darle prioridad a lo que se ajuste más a tu estilo de juego, ya que la inflación de un nivel de mejora al siguiente es considerable. Lo que al inicio cuesta centenas de monedas de oro, rápidamente se convierte en decenas de miles en el siguiente escalón, dándote siempre algo a qué apuntar, pero a la vez robándote de mucha de la minucia del regateo y de las oportunidades de venta que te hacen sentir el progreso. No puedes sentirte como un regateador experto si los objetos que vendes están tan marcadamente predefinidos en precios escalonados.

Sonido

El apartado sonoro de Moonlighter es funcional, pero se siente como una oportunidad desperdiciada en muchos aspectos. El juego posee exactamente cero trabajo de voz. Ni siquiera los gemidos al recibir daño o al blandir tu espada que son intuitivamente esperados. Esto no es necesariamente algo negativo, pero hubiese ayudado enormemente a brindar un sentido de personalidad, en especial si tomamos en cuenta otros títulos en los cuales evidentemente se basa.

Moonlighter - Zeldilla
Evidentemente.

La música, por su parte, es buena. Las composiciones son melódicas y memorables, sin embargo, algo las hace sentir un tanto fuera de lugar. Como si hubiesen sido compuestas para otro tipo de escenarios, o tal vez para un esquema de niveles distinto. A esto se le suma el hecho de que repetirás los calabozos docenas de veces, escuchando una y otra vez las mismas tonadas. Algunas de las pistas son disfrutables en repetición continua, otras no tanto, haciendo que la travesía se vuelva un poco tediosa en ocasiones.

Gráficos

El apartado gráfico de Moonlighter es de los mejores de arte pixelado que hay hoy en día. Su estilo es simple y muy inspirado en juegos como The Legend of Zelda, pero los tonos de la paleta de colores y la dirección artística le dan un toque bastante distinguible. Las animaciones de Will como personaje principal, de los aldeanos, de los enemigos y de los jefes son de gran calidad y es un gusto verlas en pantalla.

Moonlighter - Jefe
Aun si luego de 0.2 segundos pensamos “Ok, ¿cómo lo mato?”

Los escenarios están llenos de detalle y las ambientaciones se sienten bastante únicas. Cada una incluye objetos y enemigos únicos, aún si se sienten un poco como la misma cosa gracias a que su función es parecida.

De cualquier manera, gráficamente Moonlighter es uno de los mejores exponentes del género. Un poco más de variedad en la jugabilidad hubiese dado más espacio a un mayor uso de efectos especiales y ambientales, pero aun así, se defiende como un gran expositor de este tipo particular de arte.

Conclusión

Moonlighter presenta un concepto que abre las puertas a una experiencia distinta en jugabilidad. Su ejecución no logra balancear perfectamente el aspecto económico del aventurero, pero a pesar de eso mantiene una jugabilidad muy refinada que te mantendrá entretenido por horas. Futuras actualizaciones podrían lograr un mejor producto final, pero por el momento, su falta de identidad e inherente monotonía evitan que alcance su verdadero potencial.

Lo Bueno

  • Excelente apartado gráfico
  • Mezcla de dos modos de jugabilidad en un concepto nuevo
  • Interfaz de usuario expertamente diseñada
  • Jugabilidad muy pulida

Lo Malo

  • Música utilizada de forma repetitiva a pesar de su alta calidad
  • Desbalance entre jugabilidad de mercader y combate
  • Carente de personajes o eventos memorables
  • Historia superficial

Puntaje:

  • Jugabilidad: 7
  • Contenido: 5
  • Sonido: 7.5
  • Gráficos: 8.5

Calificación: 7

Eulices Nicot
Eulices Nicot
Eulices Nicot es miembro de la legendaria PC Master Race y le gusta discutir sobre videojuegos y películas. Escríbele qué tan equivocado está en todo lo que dice en un comentario, en su Facebook, o a través de Steam.
Top