Estás Aquí
Inicio > Contenido > Artículos > 5 consejos para mejorar tu experiencia jugable en Fire Emblem: Three Houses

5 consejos para mejorar tu experiencia jugable en Fire Emblem: Three Houses

¡Próximamente! Análisis de Fire Emblem: Three Houses y mucho más por EstadoGamerLA.com

Uno de los juegos más esperados del año tanto por fans de Nintendo como del RPG finalmente se ha lanzado. Fire Emblem: Three Houses es un ambicioso título en el que no sólo tienes que combatir típicos enemigos, también tienes que cuidar de tus unidades, educarlas y llevarte bien con ellas.

En un principio no será un camino fácil. Yo me demoré al menos unas 15 horas aprendiendo todas las bases del juego. Sin embargo, el título explica las cosas de una manera muy entendible y los tutoriales llegan en el momento que los necesitas mientras disfrutas del resto. Eso sí, nunca está de más unos cuantos consejos, es por eso que acá te listo una serie de tips que puedes tomar en cuenta a la hora de jugar la extensiva campaña de Fire Emblem: Three Houses, que lo vamos a llamar con el acrónimo de FE de ahora en adelante:

1. Conoce bien a los personajes

Es típico de los RPG’s japoneses que tengas que adentrarte en todos los aspectos, y acá no es la excepción. En el juego, te obligan a ser un profesor y escoger una casa de estudiantes para enseñarles a ser lo mejor en sus disciplinas respectivas, ya sea estudiando o luchando en las misiones de combate.

Tómate el tiempo para conocer a los estudiantes antes de escoger una casa. El diligente de la casa no necesariamente puede representar a todos los demás alumnos de la misma. Una casa puede tener un balance de distintas clases de combate, magia, arquería y sacerdotiza, dependerá de tí sobre qué clase escoger. Por suerte, el juego te da tiempo adicional para merodear el Monasterio de Garreg Mach y tomar la decisión final. Papel y lápiz fueron mis aliados en esta aparente encrucijada.

Y para aquellos que quieren hacer romance, no se preocupen, pueden hacerlo con muchos otros personajes que te encuentres en el monasterio y sin importar el género. También podrás establecer vínculos de interés.

Una vez que hayamos escogido la casa, pasaremos por la rutina de realizar actividades sociales, escolares y de combate. El problema que siempre tendremos que lidiar está en que, después de luchar o realizar actividades extracurriculares, los estudiantes se sentirán desanimados. Tendrás que buscar formas de mantenerlos animados para que ellos puedan asistir a tutorías que les permitirán mejorar sus habilidades.

Después de una larga semana de estudios o de combates, siempre es importante descansar, yéndonos al modo Exploración. Aquí podemos merodear a lo largo del Monasterio ya sea para socializar, realizando misiones de docencia o actividades que suban el autoestima de nuestros alumnos.

Socializar es importante porque te permite conocer mucho más a los personajes. Estrechar vínculos con tus alumnos se traduce a mejores resultados durante los combates. Entablar amistad con otros personajes y estudiantes incrementa las posibilidades de poder reclutar a esa persona en tu equipo, o bien de solicitar su ayuda mensual en las batallas.

Puedes obsequiarles sus platillos preferidos de temporada en la cocina. Si obsequias a tus alumnos, estos subirán su estado ánimo, el cual servirá para recibir tutorías extras de habilidades que quieras enseñarles. Puedes hacer que estos participen en torneos estudiantiles para que suban su estado emocional y ganen objetos.

Pueden notar un patrón afectivo de mi parte con una persona en particular.

Podemos encontrar obsequios u objetos perdidos en el Monasterio de Garreg Mach. La mayoría de ellos corresponden a personajes específicos y tendrás que investigar más la personalidad de cada uno de ellos para eventualmente adivinar a quién le pertenece. Esto incrementa muchísimo los vínculos.

En las batallas, cada personaje tiene efectos que van acorde con su personalidad. Algunos afectan a otros personajes. Si uno de ellos realiza una táctica exitosa como derrotar a un enemigo o curar a un aliado, los demás sentirán el apoyo y el vínculo se incrementa. También puedes enviarlos a hacer tareas en dúos durante la semana lectiva y funcionará de la misma manera.

Habrán bonus de vínculos si intentas desplazarte en grupos.

Como resultado de una buena relación, saldrán conversaciones interesantes entre personajes que darán a conocer más sus actitudes y deseos. Estos los puedes ver en el menú presionando X y yéndote a Apoyo.

2. Participa en todas las actividades posibles

El nivel de docencia te abre más puertas en cuanto a la capacidad de enseñanza de tus alumnos y la cantidad de actividades que puedes realizar. Entre más actividades participes en el Monasterio, más chance tendrás de relacionarte con los personajes y subir de nivel tus propias habilidades de combate.

Subes habilidades de combate llevando tutorías con otros profesores y personajes de mayor rango como Rhea, Miguela, Catherine, entre otros. Tener mejor afinidad en una habilidad te ayuda a mejorar tus enseñanzas a tus alumnos y por supuesto, a adquirir nuevas clases.

Participa en actividades de pesca o en la huerta del invernadero para obtener alimentos que podrías cocinar con tus alumnos o bien vender en las tiendas.

De alguna manera, la pesca siempre se intercala en casi todos los RPG del planeta. Sólo quería mencionarlo.

Puedes participar en actividades sociales como cantos y festines para subir los vínculos y la docencia. Además, podrás atender las peticiones que los alumnos piden a los dioses, eso también ayuda a conocerlos mejor.

3. Refuerza las clases que más te convienen

En síntesis, puedes lograr que todos tus alumnos se especialicen en todas las clases y materias, pero la realidad es que a razón de tiempo, eso no es conveniente. Lo recomendable es que encuentres una especialidad en cada uno de ellos, un balance entre lo que ellos quieren ser y la clase que ocupas en batalla.

Conforme jugamos, descubriremos que cada personaje genera un nivel de afinidad con respecto a sus atributos preferidos. El estudio es una herramienta importante para mejorar la afinidad. También mejoramos con su uso respectivo en combate, hablo del arco, hacha, espada, lanza y guanteletes. La razón se mejora con el uso de ataques mágicos y la fe se mejora con el uso de técnicas curativas. Cada vez que asciendes el nivel de afinidad, por ejemplo de D a D+, obtienes una nueva técnica o habilidad.

Cada alumno tiene un interés particular por un grupo de atributos, los aprenderá con mucha más facilidad que otros, así como también habrán atributos que les disgusten. Eso lo sabrás cuando veas unas flechas en azul (gusto) o en rojo (disgutso) sobre los atributos a la hora de darles tutorías.

Puedes ponerles dos materias de estudio para que mejoren en semana lectiva. No necesariamente tienen que ser clases de su gusto. Dependiendo de tus necesidades en la batalla, puedes cambiar a atributos que ellos puedan soportar. Por ejemplo, tuve a Leonie, de la casa del Ciervo Dorado, una lancera que quiso inclinarse a la clase de jinete. Sin embargo yo ya tenía a Lorenz como jinete, así que decidí que mantuviese sus estudios en el vuelo de pegasos para tener variedad en el campo de batalla.

En ocasiones, estos llegarán a ti para proponerte un cambio en sus estudios. Tú decidirás si quieres un cambio o no en su rutina.

Todas las semanas podrás hacer un examen de aptitud para aprobar una nueva clase que le otorgará nuevas habilidades. Para ellos ocupas comprar sellos en el mercado y lograr que el nivel de afinidad de los atributos respectivos sea suficiente para aprobar. El porcentaje de aprobación lo podrás ver al momento de buscar la clase.

4. Refuerza a tus estudiantes adecuadamente

Hablemos un poco de las batallas. Siempre es aconsejable mantener a todos nuestros alumnos con objetos curativos y equipos al día. Antes de cada batalla puedes comprar las pociones u objetos que necesites, ya sea si ocupas una antorcha para mejorar la visión por una neblina o antídotos para curarte de propiedades dañinas.

Como han visto, el uso de tus armas va descendiendo por cada ataque. Puedes restaurar la cantidad de usos reparándolas en la forja. También puedes mejorarlas, aunque tienes que tener cuidado de asegurarte de que podrás usar el arma con la afinidad que el personaje tenga. Forjas equipos con materiales que obtienes en batalla.

Como nueva adición en un juego de FE, Podemos reforzar a cada alumno con un batallón. Cada batallón consiste de un grupo de mercenarios a sueldo que ejecutan acciones en área determinada. Estos los puedes adquirir en el mercado. Hay mercenarios que atacan dos líneas delante del personaje, a como hay otras que atacan de forma horizontal. También hay unidades de apoyo para curar como el grupo de sacerdotizas que curan hasta un grupo de 6 unidades que tengan frente, o el grupo de monjes que otorgan mayor movilidad a los aliados que lo rodeen.

Si rodeas a un enemigo con varios batallones, podrás ejecutar un ataque combinado. Estos también podrán otorgar esquiva, defensa y ataques adicionales, siempre y cuando se mantengan vivos.

¡Esto es Esparta!

Mi consejo sobre qué tipo de batallón recomiendo va a depender sobre el tipo de clase del alumno. Si es una clase de ataques cuerpo a cuerpo, recomiendo cualquier batallón de mercenarios. Si es clase arquero, recomiendo batallones de ataques laterales en diagonal como los jinetes, ya que los arqueros no pueden atacar de frente. Para las clases mago y sacerdote, recomendaría clases de monge o sacerdote que puedan apoyar a las demás unidades, considerando que estas no suelen realizar ataques directos. Al fin y al cabo, recomiendo los batallones con los que te sientas más cómodo.

5. Apoya a los de menor nivel

Este es un tip personal para mejorar aquellas clases que se están quedando atrás con respecto a las demás. Lamentablemente esto continúa pasando en las clases de mago y sacerdote, quienes generalmente son más débiles de cuerpo a cuerpo y no pueden ejecutar tantos ataques directos. Las técnicas de apoyo no ofrecen tanta experiencia. También puede ocurrir con personajes que hayas enviado a abrir cofres o mecanismos.

Una estrategia que funciona es crear un muro con los personajes más fuertes cerca de los enemigos y dejar que los de menos experiencia ataquen a la distancia. De esta manera el personaje subirá experiencia y no será atacado por el enemigo.

Darle la oportunidad a los que ocupan subir de nivel y protegerlos es una estrategia que agradecerás en el futuro.

Si el personaje es lo suficientemente resistente, puedes enviarlo al frente y dejar los de mayor movilidad atrás, para que este confronte primero a los enemigos.

También ayuda enfocar las tutorías en los niveles con menos nivel en la semana lectiva, aunque recuerden que el nivel sólo sube en combate, y el compendio de clases se desbloquea cada cinco niveles.


Y con estos cinco consejos creo que podrás mejorar bastante con tu campaña como profesor. Al final de cuentas, eres tú quien decides cómo jugarlo, sin embargo, es claro que Fire Emblem: Three Houses puede parecer abrumador. Aún así, le agarras mucho cariño con el tiempo, además de que este es muy paciente con tu aprendizaje. Ah sí, ¡recuerda que siempre puedes repasar los tutoriales en el menú de opciones!

¿Qué consejos puedes dar tu a los demás? ¡Compártelos al gusto!

Leo S Luna
Leo S Luna
Fundador y Arquitecto de EstadoGamerLA. También Editor de Artículos y Reseñas. Desea unir lazos gamers en Latinoamérica y demostrarle al mundo lo que somos y valemos. Desarrollador Web, Ingeniero de Sistemas. Con una pasión inverosímil por el: Cine, Teatro, Cultura y Videojuegos. Contáctame:
http://twitter.com/le05luna
Top