Claymore – Impresiones

Claymore - Facebook

Esta vez nos remontamos a mediados del año 2000 para recordar Claymore, una de las series más infravaloradas de todos los tiempos.

¿De qué trata?

En un mundo de fantasía oscura donde demonios conocidos como Yoma devoran a los seres humanos despiadadamente, guerreras de cabello claro y ojos plateados son contratadas para eliminarlos. Nadie sabe exactamente de dónde vienen dichos demonios ni cuál es su objetivo. De igual forma, las Claymore (denominadas así por los que las contratan) viven para combatirlos. Siempre al servicio de un misterioso grupo conocido solamente como “La Organización”.

Claymore - Reparto
The Witcher + Attack on Titan, si te gusta resumir.

Esta descripción, aunque certera, realmente puede sonar un tanto genérica, en especial para un anime de los 2000s. Sin embargo, Claymore es una serie que no debe descartarse por su premisa.

El mundo de Claymore es de fantasía oscura y la historia se inclina constantemente en esta dirección, sin convertirse en parodia de sí misma. La perspectiva que seguimos es la de Clare, una guerrera de bajo rango que cumple con su labor como cualquier otra. No obstante, Clare tiene una vendetta personal contra una entidad sobrenatural de su pasado y este es su principal motivador a través de la serie.

En pocos capítulos y de forma bastante orgánica la serie nos explica los puntos más importantes sobre sus titulares guerreras. De dónde provienen, cómo obtienen su fuerza y habilidades sobrenaturales, cómo funciona su trabajo, por qué parecen no sentir emociones. Todo el tiempo dejando por fuera suficientes detalles para estimular la curiosidad del espectador. En especial porque, aunque la estructura de la serie puede sonar simple, hay detalles que desde el inicio no encajan del todo. Es ahí donde germina la intriga de este mundo.

Claymore - Teresa y Clare
Y como bien sabemos, donde hay intriga hay sangre.

Durante su relativamente corta duración, la serie logra incluir muchas escenas de acción donde frecuentemente las batallas dejan cicatrices en todos los involucrados. Ser una guerrera en Claymore significa ser desechable y vivir bajo el control de la Organización. Siempre a merced de una jerarquía que favorece la fuerza y habilidad para exterminar monstruos por encima de todas las cosas. Este elemento es constantemente utilizado para crear tensión entre los enfrentamientos contra los Yoma y, más interesante aún, entre las mismas Claymore.

El hecho de que gran parte del elenco sea femenino en un seinen de acción la distingue positivamente de muchos animes modernos. Aunque es común que estos incluyan un buen balance entre ambos géneros, terminan dándole el protagonismo casi invariablemente a los personajes masculinos. Hay razones demográficas para esto, claro está, pero cada vez tienen menos peso. Claymore es una serie que, especialmente en estos tiempos, no tardaría en obtener una apasionada afición si algún estudio decidiera tomar la batuta y reparar el astronómico error que fue su cancelación. Los fans de más de una década todavía la esperan.

Veredicto

Si te gusta el anime de acción y no has visto Claymore, no te gusta el anime de acción. Búscala, disfrútala y si te atrapa, puedes continuar las violentas y cautivantes aventuras de Clare en el manga.